Vocabulario básico de Sexología Clínica


Vocabulario Clínico sexológico

Este vocabulario contiene en su mayor parte, breves descripciones de un conjunto de palabras que mayormente se utilizan en los tratamientos psicoterapéuticos (psicología clínica, terapia psicosexual) y la sexología en general, con el objetivo de que las personas interesadas puedan entender cuáles son las problemáticas que se atienden, cómo es el tratamiento y enriquecer sus conocimientos sobre la sexualidad. Todo esto es muy importante porque estos servicios profesionales son relativamente novedosos y por lo tanto, pocas personas saben de qué se trata. Si tienes dudas, comentarios, sugerencias o palabras que quieras conocer, házmelo saber a través de esta misma página. Gracias.

A

  • Abrazos:

Abrazar a la pareja con distintos propósitos, especialmente abrazar el cuerpo desnudo de la pareja en la intimidad sexual ha sido un comportamiento ancestral; sin embargo el acercamiento y el contacto físico es un acto que transgrede los límites del espacio personal de la otra persona por lo que no puede ser una acción indiscriminada y requiere de acuerdos mutuos. Por su importancia en el área emocional y física, el profesional puede utilizarlo, con las reservas de cada caso, como un recurso terapéutico para el tratamiento de distintas problemáticas psicosexuales.

  • Abstinencia sexual:

Determinación voluntaria o no, que consiste en evitar cualquier tipo de actividad sexual durante un período de tiempo por motivos individuales, rituales, religiosos o sociales en general. Ver Virginidad.

  • Abuso sexual

Comportamiento orientado a obligar a otra persona, por distintos medios, a someterse a nuestros deseos sexuales. El abuso sexual incluye diversos tipos de comportamientos, muchos de los cuales están tipificados como delitos sexuales en muchos países. Ver síndrome de estrés postraumático.

  • Actitud ante la desnudez

Está relacionada con el aprendizaje temprano y puede ser positiva si nos desarrollamos en un contexto de aceptación del cuerpo, negativa si se desvaloriza al cuerpo o indiferente en algunos casos. A veces tenemos la duda de si la desnudez está necesariamente relacionada con el ejercicio sexual y eso nos provoca ambivalencia a la hora de tocar el tema; podemos decir que existen distintos tipos de contextos de la desnudez: en familia, la que se relaciona con la intimidad sexual, la pública lúdica (playas nudistas), la pública política (protesta social), etc. La actitud ante la desnudez se puede modificar. El proceso de aceptación de la desnudez es parte de la terapia psicosexual en algunos casos. Ver morfología corporal.

  • Actitudes sexuales:

Disposición psicológica aprendida de la persona hacia cualquier temática sexual. Esta puede ser una disposición positiva, negativa o neutra e involucra aspectos cognitivos, emocionales y comportamentales.

  • Adicción sexual

Aparición interminable de pensamientos de contenido sexual y repetición de ciertas actividades sexuales que una vez expresados o llevados a cabo, no le reportan a la persona la esperada satisfacción y esto la lleva a iniciar de nuevo la misma secuencia. Esta problemática es tratable a través de la terapia psicosexual.

  • Agenda una cita sexual con tu pareja

Programar un encuentro sexual no es algo que le guste a muchas parejas, suena como algo mecánico y sin la chispa del momento. Sin embargo hay muchas parejas (especialmente las que viven en grandes ciudades) que se quejan de que han dejado de tener encuentros sexuales porque no tienen tiempo: salen temprano de casa y regresan tarde del trabajo, cansado/a, estresada/o, sin ganas de nada. etc. La idea es que agenden una cita: un día, una hora y un lugar para su encuentro erótico. Ver encuentros espontáneos.

  • Amor

Sensación biopsicosocial compleja de atracción, acercamiento y vinculación física y emocional que aparece de forma involuntaria y en cualquier momento de la vida hacia otra persona. Se suele decir por este motivo que el amor es ciego, no tiene edad  ni sexo. El amor tiene un componente pasional, otro romántico y uno más de compromiso; el tipo de amor en el que estos tres componentes aparecen juntos sólo sucede una o dos veces en la vida. Hay miles de definiciones distintas y contrapuestas unas con otras sobre lo que es el amor, así que puedes crear la tuya propia. Ver desamor

  • Amor de compromiso (pendiente)
  • Amor pasional (pendiente)
  • Amor romántico (pendiente)

 

  • Anamnesis sexual:

Se refiere al resultado del proceso de recopilación de la información pertinente del cliente que el profesional lleva a cabo con el propósito –si es posible-, de reconstruir la situación que llevó al problema sexual. Véase historia clínica.

  • Andropausia:

Término que hace referencia a las consecuencias en la función fisiológica, la estabilidad emocional y psicológica en el hombre de edad avanzada, como resultado de la disminución de las hormonas masculinas. La producción de las hormonas en el hombre disminuye con la edad pero no desaparece como en el caso de la mujer. Ver Menopausia.

  • Anhedonia sexual (pendiente)

 

  • Anorgasmia:

Es una de las disfunciones sexuales más recurrentes en las mujeres; se manifiesta como una dificultad persistente para alcanzar el orgasmo. Su etiología es muy variada y está especialmente relacionada con una educación moral tradicional. Véase Orgasmo, Disfunciones sexuales.

  • Ansiedad ante el desempeño sexual

Miedo anticipado generado por la idea de que no se está a la altura de las demandas sexuales de la otra persona. La ansiedad es uno de los factores que aparecen con más frecuencia en el diagnóstico clínico de las disfunciones sexuales. Actualmente su manejo terapéutico es muy efectivo.

  • Ansiedad ante la interacción sexual

Miedo anticipado ante la idea de no poseer las habilidades básicas necesarias para manejar un encuentro sexual, especialmente cuando se está a cargo de la situación y no existe la suficiente confianza con la otra persona para aclarar ciertos detalles o todo el asunto. La primera opción es evitar el encuentro, pero si no se puede, las expectativas nos llenan de ansiedad y el resultado será pésimo. Si no has superado esa experiencia o se ha repetido, la terapia psicosexual tiene buenas noticias para ti.

  • Anticipación de fallo o fracaso sexual

Pensamientos negativos involuntarios y repetitivos que pueden aparecer después de un encuentro sexual en el que la persona no se sintió plena, en el que su desempeño sexual fue pobre, equivocado o incompleto. Independientemente de cómo se justifique lo que sucedió, lo más seguro  es que aquí tengamos un cuadro de anticipación de otro fracaso sexual en situaciones futuras. Agenda tu cita, tu problemática tiene solución.

  • Asexual

Las personas que nunca se han sentido motivadas a realizar ningún tipo de actividad erótica y/o sexual se definen así mismas como asexuales (en vez de heterosexuales, homosexuales o bisexuales). Personas con estas características han llevado a pensar que la asexualidad puede ser considerada como otra categoría dentro de la orientación sexual humana. Ver orientación sexual.

  • Aversión sexual

Reacción de evitación y rechazo persistente ante cualquier tipo de sugerencia o práctica sexual (en casos puede que exista un componente fóbico). Su etiología es muy variada y puede derivar de experiencias sexuales tempranas negativas vividas en sí mismo/a o experimentadas a través de familiares o personas cercanas. Es conveniente agendar una cita con un psicólogo sexólogo.

B

  • Besos:

La acción de besar a la pareja de muchas maneras y en diferentes partes del cuerpo solo por el gusto de hacerlo o para iniciar un encuentro sexual es una práctica que se remonta por milenios en la historia humana. Sin embargo, no a todas las personas les gustan los besos y menos los soportan en algunas partes específicas de su cuerpo; así, la utilización de los labios y la lengua para besar, chupar, lamer, etc. como recurso terapéutico para el tratamiento de distintas problemáticas psicosexuales debe ser utilizado con las reservas de cada caso. Ver abrazos.

C

  • Caricias físicas:

Aprender a acariciar las distintas partes del cuerpo (incluyendo los órganos sexuales) es una actividad a la que no siempre le prestamos la atención que merece. El contacto corporal orientado al bienestar físico y la obtención de placer ocupa un lugar muy importante dentro de las interacciones entre la pareja. El profesional puede utilizar esta actividad como un poderoso recurso terapéutico para el tratamiento de distintas problemáticas psicosexuales.

  • Caricias genitales

El tocamiento del pene, los testículos y el ano en el caso del hombre, así como de los labios mayores, labios menores, clítoris, ano, punto G y pechos en la mujer, requiere de un cierto aprendizaje que permita identificar las áreas sensibles y su estimulación adecuada. No cualquier tipo de tocamiento en estos órganos es agradable y por ese motivo hombres y mujeres requieren aprender de sus parejas las indicaciones para hacer placenteras esas caricias mutuas.

 

  • Celos:

Conjunto de reacciones emocionales involuntarias (miedo, enojo, agresividad) orientadas al mantenimiento de la relación de pareja cuando (real o supuestamente), creemos que está en peligro por la presencia de una tercera persona. Cuando los celos se vuelven una obsesión y sus manifestaciones emocionales y comportamentales se vuelven cotidianas, llevan a la fractura de la relación de pareja; en estos casos es necesario acudir a la consulta psicológica.

  • Cibersexo:

Se refiere a la excitación producto de la manipulación de formas y contenidos (juegos, realidad virtual, intercambios entre usuarios de la red en tiempo real), que se obtienen a través de la utilización de las computadoras, celulares y otros dispositivos electrónicos. Ver sexo con robots.

  • Climaterio:

Período de transición en la vida de la mujer que hace referencia a los cambios psicofisiológicos que pueden acompañar o no, el paso de la etapa reproductiva a la no reproductiva causada por la disminución natural de su funcionamiento hormonal con la edad. Véase menopausia.

  • Clímax sexual:

Se refiere al punto más alto de la excitación sexual durante la actividad erótica y sexual. Ver orgasmo.

  • Coaching sexual:

Forma de trabajo psicológico que prioriza el acompañamiento profesional (tal como su nombre en inglés lo indica) a la persona en problemas con el objetivo de ayudarla a reflexionar y orientarla para que pueda enfrentar y resolver su problemática psicosexual. Puede convertirse en una alternativa a la terapia psicosexual en ciertos casos. Ver terapia psicosexual.

  • Coito:

Acción de utilizar el pene erecto para penetrar la vagina o el ano, en la mayoría de los casos hasta el orgasmo.

  • Complicidad sexual

Actitud que puede ayudar a la pareja a reforzar su intimidad, compartir sus intereses y preferencias sexuales y así, incrementar su placer sexual. Por diversos motivos, no siempre es fácil que la pareja desarrolle esta actitud de complicidad en el terreno sexual por lo que en algunos casos su búsqueda se convierte en una demanda hacia el profesional. Ver desconfianza de pareja.

  • Comunicación íntima verbal

No todas las personas pueden o se sienten cómodas hablando de sus gustos y deseos sexuales con la pareja. Aunque existen excepciones, se reportan grandes beneficios para la relación de pareja cuando se aprende a hablar de sí mismo/a, de los propios deseos, necesidades y gustos sexuales, eliminado cualquier miedo a ser atacado/a, descalificado/a. Por su valor, su aprendizaje puede ser incorporado como una meta dentro del tratamiento psicoterapéutico.

  • Comunicación íntima no verbal

Se refiere al conjunto de señales generalmente involuntarias que el cuerpo y la persona emite a la hora de un encuentro sexual. Se incluyen actitudes, miradas, predisposición corporal, desnudez parcial o total, acercamientos físicos, tocamientos, caricias, besos, murmullos, gritos, balbuceos, olores y muchos detalles más.

  • Consejería Sexual

Información sistematizada que proporciona el profesional al cliente (persona, pareja, familia) y que se orienta a la comprensión de una problemática de tipo sexual. Se utiliza cuando las personas enfrentan una problemática de tipo sexual que no requiere de una terapia. Ver Terapia Sexual.

  • Contrato sexo terapéutico:

Serie de acuerdos entre cliente y profesional que se refieren a los elementos básicos del procedimiento de la atención a la problemática psicosexual y los compromisos que cada quien asume durante este proceso, tales como número de sesiones y duración de las mismas, costo, manejo de la información, resultados, etc. Ver prescripción de tareas sexuales.

  • Co-terapeuta:

Profesionales de ambos sexos que trabajan como un equipo mixto atendiendo el problema de la pareja y que pueden intercambian sus roles de ser quien observa y evalúa al que interroga según se considere en función del avance en el proceso terapéutico. Ver parejas sustitutas.

D

  • Depresión

Estado mental y emocional muy común en la actualidad que implica la pérdida del interés en la actividad sexual y la satisfacción de otras necesidades básicas como el sueño y el hambre. Su tratamiento no necesariamente requiere la utilización de fármacos. Ver tratamiento farmacológico.

  • Desamor o amor no correspondido

Estado psicológico caracterizado por estados emocionales y cognitivos contradictorios de tristeza, alegría, decepción, enojo, depresión, ansiedad, liberación, obsesividad mental, que tienen que ver con la falta de correspondencia de la persona amada. La persona puede permanecer en ese estado de 6 meses a 3 años, a veces más. Luego, desaparecerá solo. Se puede acelerar su desaparición con psicoterapia.

  • Deseos de venganza sexual:

Buscar desquitarse de la pareja por un agravio (real o no) en el terreno sexual, con un acto similar con otra persona (flirteo, infidelidad, etc.).

  • Desempeño sexual óptimo:

Experiencia subjetiva que la indica a la persona que lo que hace y la forma en que lo hace (plano comportamental) es lo que desea y quiere hacer (plano cognitivo) y esto, por consiguiente, le produce una sensación de bienestar (plano emocional). Ver frecuencia sexual.

  • Desensibilización sexual progresiva:

Técnica que consiste en tratar de desactivar el impacto emocional negativo que causa en la persona una acción o situación de tipo sexual a través de un proceso de acercamiento mental gradual (de menos a más) a la situación, mientras se mantiene un estado de relajación física. Ver terapia sexual conductual.

  • Deseo sexual hipoactivo

Disfunción sexual que consiste en una dificultad persistente para lograr el estado de receptividad y predisposición adecuado para aceptar o buscar un encuentro sexual. Ver deseo sexual hiperactivo.

  • Deseo sexual inhibido:

Disfunción sexual que se refiere a la ausencia de deseo sexual. Véase deseo sexual hipoactivo.

  • Desnudez:

El aprender a compartir y disfrutar de la desnudez en pareja, en casa y fuera de casa (playas nudistas, campamento), es una actividad que puede ser utilizada terapéuticamente para el tratamiento de distintas problemáticas psicosexuales. Ver actitudes ante la desnudez.

  • Desnudo femenino (pendiente)

 

  • Deterioro de la autoimagen:

Creer que estamos perdiendo cualidades importantes que definían nuestro físico; no sentirse atractivo/a; evaluarse de forma negativa. Hay una serie de síndromes denominados de la imagen corporal que van de los más ligeros (cirugía cosmética por ejemplo) a los más graves (psicosis). Ver Money J.

  • Diagnóstico sexual diferencial:

Permite identificar con precisión el problema del cliente al descartar otras problemáticas similares de orden psicológico u orgánico a través de la experiencia del profesional, estudios de laboratorio e instrumentos de medición. Ver nosología psiquiátrica.

  • Diferenciación psicosexual:

La diferenciación psicosexual se construye en niñas, niños y se consolida en hombres y mujeres, y tiene que ver con el aprendizaje de los modelos que la cultura dominante nos ofrece y a través de la cual adquirimos características propias de hombres y mujeres. Se considera el sexo de asignación, sexo legal, sexo/género de crianza, asunción sexual y de género.

  • Diferenciación sexual

Proceso que inicia con la fecundación del óvulo por el espermatozoide y se refiere a las características anatómicas y fisiológicas que durante el proceso embriológico se desarrollan de forma diferencial según el sexo. Se considera al sexo cromosómico, el sexo hormonal embrionario, el sexo morfológico interno, sexo morfológico externo, sexo cerebral, sexo hormonal puberal y sexo de identidad y orientación sexual.

  • Dildo:

Objeto de material diverso en forma de pene utilizado desde tiempos inmemoriales para la estimulación sexual vaginal y anal. Véase vibrador.

  • Disfunción eréctil:

Disfunción sexual que consiste en la dificultad persistente para alcanzar una erección del pene suficientemente firme para lograr la penetración y mantenerla hasta el orgasmo. Ver eyaculación precoz.

  • Dilatadores vaginales

Aditamentos de metal u otro material de distintos tamaños que se insertan en la vagina progresivamente desde el más pequeño hasta el más grande, en algún momento de la estrategia del tratamiento psicosexual en caso de vaginitis. Ver vaginitis.

  • Disfunciones sexuales:

No solo se refiere a un deterioro de la fisiología genital de la respuesta sexual, sino que se relaciona directamente con las dificultades que mujeres y hombres presentan en relación con la experiencia del placer sexual, producto de situaciones de la vida cotidiana. Véase disfunción eréctil, anorgasmia, deseo sexual inhibido, eyaculación precoz.

  • Disritmias sexuales

Problemática sexual que se refiere a las diferencias persistentes que se presentan en la pareja en relación al deseo sexual y al tipo de prácticas sexuales que él/ella desean y que generan un sentimiento de malestar persistente. Muy bien podría incluirse dentro de este mismo concepto todas las discrepancias en la pareja relación a su vida sexual (tipo de prácticas sexuales, frecuencia de las relaciones, posiciones sexuales, fantasías, etc.) Ver disfunciones sexuales.

  • Diversidad Sexual Humana:

Serie de pequeñas diferencias en los genes, las hormonas y sus receptores en cada organismo que condicionan la morfología y fisiología específica de cada persona como un ser sexual único.

  • Dolor vaginal a la penetración:

Disfunción sexual que se manifiesta con sensaciones de dolor físico o sensación subjetiva de dolor (de distinta intensidad), que se desencadena ante la penetración del pene en la vagina. Sinónimo de dispareunia. Ver vaginitis.

E

  • Ejercicios de Kegel

Técnica que se refiere a la actividad sistemática y voluntaria de contraer y relajar voluntariamente el músculo pubococcígeo con el objetivo de fortalecerlo y aumentar las sensaciones de placer en los órganos sexuales. Se sugieren en el tratamiento de la falta de control eyaculatorio en hombres y anorgasmia en mujeres. Ver anorgasmia.

  • Encuentros sexuales espontáneos

Existe un porcentaje de encuentros sexuales no planeados con anticipación que se realizan con personas desconocidas. Existen diferentes explicaciones del porqué suceden este tipo de encuentros  (algunas dicen que de forma inconsciente estabas buscando ese encuentro, otros dicen que existe una predisposición a intimar con personas sexualmente afines, etc.).

  • Entrevista clínica sexológica

Conjunto estructurado y selectivo de preguntas acerca de la persona y su vida sexual que sirven al profesional para elaborar una descripción y un diagnóstico del problema. Historia clínica.

  • Equipos mixtos de terapia sexual

Profesionales de ambos sexos que trabajan juntos y de forma alternativa con el hombre y la mujer clientes con el propósito de crear mayor empatía y facilitar la recuperación del problema.

  • Erección del pene:

La respuesta eréctil está controlada por el sistema nervioso autónomo (nervios parasimpáticos) y mediada por una serie de neurotransmisores que permiten el llenado de sangre a los cuerpos cavernosos del pene provocando su endurecimiento involuntario, durante la excitación sexual. En un fenómeno vascular, neuroendocrino y psicológico.

  • Erótico:

Todo aquello que es capaz de provocar placer en cada persona. No existen cosas eróticas en sí mismas sino que adquieren esa cualidad en función de quien las percibe. Ver Pornografía.

  • Estado emocional alterado

Estado psicológico pasajero o persistente que se dispara ante una situación o su recuerdo que nos impacta positiva o negativamente  y nos dificulta la identificación y control de nuestras reacciones emocionales. Ver estados alterados de consciencia.

  • Estímulo sexual efectivo:

Se dice de todo aquello que es capaz de despertar el deseo sexual y la excitación en una persona. No todos los estímulos llamados sexuales funcionan de la misma manera en cada persona. Se requiere que la representación mental erótica de la persona coincida con el estímulo percibido para que funciones de esa manera particular. Ver mapa erótico.

  • Ética sexual:

Reflexión filosófica sobre sí mismo/a como ser sexual, nos permite asumir y justificar nuestro comportamiento sexual ante las demás personas, independientemente de que estas lo acepten o no. Ver moral sexual

  • Etiología sexual:

Se refiere a que muchos problemas emocionales y psicofisiológicos que aparentemente no tienen nada que ver con la sexualidad, después del diagnóstico resulta que su posible causa o etiología es de carácter sexual.

  • Exclusividad sexual

Pueden ser parte de los acuerdos explícitos que algunas parejas en la actualidad valoran y que se refiere al compromiso mutuo de no propiciar o aceptar contactos sexuales con otras personas mientras dure la relación. En función de las circunstancias, estos acuerdos suelen incluir excepciones con el propósito de mantener a largo plazo la relación de pareja. Véase fidelidad.

  • Extragenital:

Reacciones psicofisiológicas de distintas partes del cuerpo que acompañan a cada una de las fases de la respuesta sexual, tales como rubor en la piel, aceleración del ritmo cardíaco, sudoración, etc. Ver órganos genitales.

  • Eyaculación femenina:

Expulsión a través del tercio exterior de la vagina y a través de las glándulas de Skenne, de un fluido inodoro e incoloro que no es orina, flujo o lubricante que, a veces (no todo el tiempo), puede acompañar el orgasmo de algunas mujeres. Este tema es muy controvertido hasta el punto de que hay investigadores y profesionales que niegan su existencia. Véase Punto G

  • Eyaculación masculina:

Reflejo fisiológico del organismo masculino bajo el control de los nervios simpáticos en el momento de máxima tensión sexual a través del cual se expulsa el semen a través de la uretra. Generalmente va acompañada del orgasmo.

  • Eyaculación precoz:

Disfunción sexual que se manifiesta como una dificultad para controlar el momento de la eyaculación durante el coito y que ésta suceda antes de lo esperado por el hombre. Sus causas son muy variadas pero su tratamiento psicosexual es muy efectivo.  Sinónimo de eyaculación rápida. Ver eyaculación retardada.

  • Eyaculación retardada:

Disfunción sexual que se manifiesta como una dificultad persistente para eyacular en la vagina durante el coito, llegando a producir malestar e insatisfacción en ellos mismos y su pareja. Los hombres que padecen esta disfunción generalmente pueden eyacular fácilmente a través de la masturbación Ver inhibición eyaculatoria

F

  • Fantasías sexuales

Ideas e imágenes de contenido erótico que pueden surgir de forma involuntaria, pero que generalmente se utilizan de forma consciente y voluntaria para ayudar a predisponer sexualmente a la persona y pueden acompañar su actividad sexual. Se pueden compartir con la pareja o mantenerlas en secreto. Ver erotismo.

  • Fase de Deseo:

Fase de la respuesta sexual que se manifiesta como la predisposición a la búsqueda o a ser receptivo a un encuentro sexual. Kaplan H.

  • Fase de Excitación

Fase de la respuesta sexual que se presenta como una reacción fisiológica al efecto de un estímulo sexual efectivo; en la mujer se manifiesta con lubricación vaginal y en el hombre con la erección del pene. Master W & Johnson V.

  • Fase de Meseta

Fase de la respuesta sexual en la que la excitación se mantiene por un tiempo antes de la fase del orgasmo. Master W. & Johnson V.

  • Fase Mioclónica:

Fase de la respuesta sexual que se refiere a las contracciones musculares clónicas (rápidas) reflejas que acompañan al orgasmo. Kaplan H.

  • Fase de Orgasmo

Fase de la respuesta sexual que se refiere a la experiencia subjetiva de la liberación de la tensión psicofisiológica sexual y que incluye contracciones involuntarias de la estructura muscular y ósea del cuerpo. Master W. & Johnson V.

  • Fase de Resolución:

Fase de la respuesta sexual posterior al orgasmo, que se refiere al progresivo regreso del organismo a las condiciones previas a la excitación. Master W. & Johnson V.

  • Fase Refractaria:

Fase de la respuesta sexual humana, predominantemente masculina, que se refiere al lapso de tiempo que transcurre en cada persona entre una excitación y otra después del orgasmo. Su duración varía según la edad y las condiciones objetivas y subjetivas de la persona y la situación. Masters W. & Johnson V.

  • Fase Vasocongestiva:

Fase de la respuesta sexual que se refiere a la erección de los tejidos del pene en el hombre y el clítoris en la mujer y que incluye la lubricación vaginal. Kaplan H.

  • Fidelidad:

En la pareja, se refiere al compromiso generalmente implícito (que se da por supuesto), de evitar vincularse afectiva o sexualmente con otra/s persona/s sin el conocimiento o consentimiento de la pareja. Su transgresión, aunque es muy frecuente según las estadísticas de todos los tiempos, mantiene una carga cultural de remordimiento y sufrimiento emocional exagerada. Véase poliamor.

  • Frecuencia sexual

Se refiere al número de veces que la pareja tiene relaciones sexuales dentro de un cierto período de tiempo (al día, a la semana, al mes, al año). Las tablas estadísticas que muestran la frecuencia de relaciones según la edad son poco útiles porque el valor de la relación sexual no está en el número de veces, sino en la satisfacción subjetiva que cada encuentro sexual proporciona. Sin embargo, la alusión a una frecuencia sexual muy esporádica es un motivo de consulta recurrente. Ver

  • Fobia sexual:

Miedo irracional extremo a pensar, hablar y enfrentar situaciones de tipo sexual.

  • Focalización sensorial:

Primera Parte:

Técnica que se utiliza en pareja como parte del tratamiento de todo tipo de disfunciones sexuales y que mejora la intimidad sexual; consiste en acariciar por turno el cuerpo desnudo de la pareja con diferentes tipos de tocamientos agradables (con los dedos, con las palmas, con los codos, tipo masaje, presión, etc.) que se deben ajustar a las señales no verbales o demandas verbales de la pareja cuando sea necesario, evitando acariciar directamente los órganos sexuales y los pechos femeninos. Se inicia al frente del cuerpo y termina en la parte de atrás. El objetivo que se persigue con la utilización de ésta técnica, deberá ser explicado por el profesional con mucha claridad a la pareja haciendo énfasis en que deberán concentrarse en sentir y dar placer sin ninguna otra exigencia sexual especialmente la búsqueda del coito.

Segunda Parte:

La segunda parte de la técnica de focalización sensorial incluye la directiva de ampliar los tocamientos a los órganos sexuales como parte del cuerpo y no como único objetivo, manteniendo la restricción de no tratar de provocar el orgasmo y la eyaculación, ni tener coito.

La reflexión posterior bajo la supervisión del profesional sobre cada una de las partes de este ejercicio ayudará a identificar los elementos que deben trabajarse en la terapia.

  • Fotos y videos sexuales

Se utilizan para reforzar la complicidad erótica de la pareja, incrementar la confianza, despertar el deseo y mantener la excitación entre otros. Es una actividad que muchas parejas disfrutan especialmente aquellas con predominio visual. Cuando se utiliza como recurso terapéutico, se recomienda que su uso sea exclusivo de las personas involucradas. Véase sexting.

G

  • Genitales:

Palabra que se aún se utiliza para denominar a los órganos reproductores internos y externos del hombre y la mujer. Ver órganos sexuales.

H

  • Hipersexualidad:

Condición temporal o permanente que implica la búsqueda acentuada y persistente de situaciones de índole sexual, acompañados de pensamientos sexuales que no se presenta como consecuencia de alguna enfermedad o alteración nerviosa. La persona que presenta esta condición puede sentirse cómoda y disfrutarla, o puede llegar a sentirse a disgusto y buscar ayuda profesional. Ver hiposexualidad.

  • Historia Clínica Sexual:

Descripción estructurada en áreas específicas, sobre la vida sexual y sus problemáticas, sistematizada por el profesional en función de la información que la persona, su pareja u otro familiar le ha proporcionado. Puede ir acompañada de pruebas psicológicas y estudios laboratorio. Ver anamnesis clínica.

I

  • Incesto:

Se refiere a los diferentes tipos de intercambios sexuales que suelen darse (con o sin su consentimiento) entre personas que tienen una relación de consanguineidad (padre /hija, abuelo/nieta, etc.) o de parentesco legal (cuñado/a, suegra, etc.). En la mayoría de sociedades está penalizado el incesto. Ver abuso sexual.

  • Incompatibilidad sexual de pareja

Concepto que se utiliza para referirnos a las dificultades persistentes en la pareja (de tipo cognitivo, emocional o comportamental) para llevar a cabo un encuentro sexual satisfactorio antes de que se elabore un diagnóstico diferencial del problema. Se refiere a una primera impresión diagnóstica e incluye cualquier tipo de disfunción sexual. Ver inadecuación sexual.

  • Inevitabilidad eyaculatoria:

Sensación interna que le indica al hombre que está a punto de eyacular; en este momento la eyaculación es inevitable. A través de un buen control de músculo pubococcígeo se puede evitar parcialmente la eyaculación. Ver inminencia eyaculatoria.

  • Información sexual inadecuada

Información basada en creencias, prejuicios y tabúes que no contribuyen al conocimiento de nuestro cuerpo ni de nuestra sexualidad y no favorecen el encuentro sexual. Ver educación sexual.

  • Inminencia eyaculatoria:

Sensación interna que le indica al hombre que está cerca de la eyaculación; en este momento, el hombre puede evitar la eyaculación por distintos medios y continuar su actividad sexual. El tratamiento del control eyaculatorio persigue que el hombre aprenda a identificar claramente este momento y así aprender a controlar el momento de su eyaculación. Ver eyaculación precoz.

  • Intercambio sexual de roles

Juego que nos permite explorar algunas de las características del otro sexo-género utilizando su vestuario, reproduciendo sus gestos e imitando su comportamiento en general. Interactuar con la pareja asumiendo el rol del otro desafía a la imaginación y es muy instructivo; las personas suelen aprender mucho de su pareja de esa manera. Se puede utilizar dentro del proceso de terapia psicosexual para reforzar la intimidad y la confianza de la pareja. Ver técnicas lúdicas.

  • Intimidad sexual:

Referido a la sensación de aceptación y confianza que se establece entre algunas personas como producto de una interacción constante y que les facilita compartir experiencias emocionales y sexuales. Se suele hablar de la intimidad sexual como algo propio de una pareja, aunque en realidad es parte de una realidad social más amplia. Ver

  • Inhibición eyaculatoria:

Disfunción sexual que se manifiesta como incapacidad generalizada para eyacular tanto a través de la masturbación como en la vagina durante el coito. Ver

  • Inhibición sexual

Desconexión involuntaria o evitación de todo tipo de situaciones y conversaciones de tipo sexual.

J

  • Juegos sexuales

Actividades de contenido sexual que, de mutuo acuerdo, se utilizan en el encuentro sexual para hacerlo más agradable y placentero. Suelen incluir escenificación de fantasías, ropajes y representación de roles y comportamientos.

  • Juguetes eróticos

Conjunto de artefactos mecánicos y electrónicos, prendas de ropa y objetos varios que algunas personas suelen utilizar para contribuir al encuentro sexual. Su función consiste en estimular la fantasía y la excitación. Entre ellos se encuentran prendas eróticas, vibradores, muñecas inflables, pintura corporal, artefactos para el pene, etc.

K L

  • Lecturas eróticas

La lectura de novelas e historias eróticas en pareja (al igual que ver cine erótico), por el gusto de hacerlo o como forma de iniciar un encuentro sexual, constituye un valioso recurso terapéutico dentro del tratamiento de algunos problemas psicosexuales.

M

  • Maniobra del puente

Técnica que consiste en pasar de la estimulación manual del pene o de la fricción con la entrepierna de la pareja, a la penetración vaginal. Esta técnica es utilizada como parte de la estrategia terapéutica para tratar la disfunción eréctil.

  • Mapa de amor (pendiente)

 

  • Menopausia:

Período de la vida de la mujer a partir de que esta deja de menstruar por el cese de la función ovárica. Véase climaterio.

  • Miedo a la intimidad

Alteración psicológica que consiste en evitar por un temor inexplicable, la cercanía emocional y sexual con otra persona

  • Miotonía sexual:

Tensión muscular corporal provocada por la excitación sexual.

  • Modelo PLISSIT:

Se utiliza para filtrar y seleccionar el nivel de terapia que requiere cada persona. El nivel P se refiere a desactivar pensamientos y emociones que están inhibiendo el comportamiento sexual dando el permiso para poder hacerlo; en el nivel LI (información limitada) se proporciona información básica necesaria que el cliente requiere; el nivel SS (propuestas concretas) se sugieren actividades concretas: tareas o ejercicios que pueden ayudar a resolver la demanda y el nivel IT (terapia intensiva) se sugiere un procedimiento clínico adecuado al problema. Modelo desarrollado por Annon J.

  • Moral sexual:

Conjunto de preceptos normativos sobre el comportamiento sexual de hombres y mujeres que cada época histórica cultiva como positivos y que se justifican en función del orden y la armonía social.

  • Moral sexual tradicional:

Serie de convencionalismos culturales normativos sobre el comportamiento sexual cuyo origen y justificación se encuentran en el pasado y que son mantenidos por motivos de control social por diversas instituciones sociales y religiosas; su incumplimiento trae como consecuencia el rechazo social. Véase nueva moral sexual.

N

  • Nueva Moral Sexual

Serie de preceptos normativos sobre el comportamiento sexual que derivan del reconocimiento de las necesidades y deseos sexuales que hombres y mujeres como seres sexuados y sexuales manifiestan a lo largo de su vida.

O

  • Orientación Sexual Humana

Se utiliza para discriminar el comportamiento sexual de mujeres y hombres (en sus múltiples dimensiones) predominantemente orientado hacia hombres, mujeres o ambos. De ahí derivan tres grandes categorías de orientación sexual: heterosexuales, homosexuales y bisexuales. Ver Coleman E.

  • Órganos sexuales:

Termino alternativo al de genitales que reconoce que estos órganos no sólo tienen una función reproductora sino también una función placentera. Nos referimos al pene, testículos y demás órganos sexuales internos en el caso del hombre y a la vulva, vagina y demás órganos sexuales internos en caso de la mujer. Véase órganos genitales.

P

  • Parafilias:

Se refiere a comportamientos sexuales inusuales que algunas personas utilizan de forma exclusiva para lograr la excitación y llegar al orgasmo. Algunas de ellas tienen que ver con la sexología forense. Entre ellas tenemos el sadomasoquismo, exhibicionismo, voyeurismo y muchas otras más.

  • Parejas sustitutas

Mujeres u hombres que están capacitados para asumir de forma temporal el lugar de una pareja en el terreno sexual con clientes que requieren este tipo de acompañamiento como parte de su tratamiento. Generalmente son personas que no tienen pareja en ese momento; se requiere de la supervisión profesional para el logro de los objetivos. Ver prostitución.

Películas eróticas:

Ver películas eróticas en pareja como un placer en sí mismo o como parte del encuentro sexual, es una actividad que muchas parejas llevan a cabo. Debido a que el contenido de este tipo de películas es muy variado, se deben seleccionar estos materiales en función de los gustos personales. Se sugiere utilizar materiales eróticos de este tipo como recurso terapéutico para el tratamiento de algunas problemáticas psicosexuales.

  • Placer sin exigencias:

Concepto que se orienta al aprendizaje y expresión por parte de la pareja de tocamientos físicos y sugerencias eróticas mentales (fantasías, etc.) que tengan por objetivo despertar la imaginación y la excitación erótica, sin la intención de llevar a cabo un acto sexual. Esta propuesta está indicada como parte del proceso terapéutico en casos de enfermedad, monotonía y distanciamiento emocional que han contribuido a la pérdida del deseo sexual el cual se busca recuperar.

  • Poliamor

Tendencia contemporánea que propone aprender a expresar las diversas posibilidades que los vínculos afectivos nos ofrecen, sin las restricciones de la normatividad sexual dominante. Suponen que la persona es capaz de establecer y mantener vínculos amorosos y sexuales simultáneos con más de una persona sin posesividad ni celos. Ver intercambio de parejas.

  • Posiciones sexuales

Se refieren a la posición que la pareja adopta en el momento del coito. Estas posiciones están limitadas por el gusto y la morfología corporal y sirven especialmente para estimular distintas áreas de los órganos sexuales y adoptar ángulos de percepción del cuerpo más excitantes. Se conocen y han sido descritas desde la antigüedad. La más común en nuestro medio es acostados cara a cara y el hombre arriba. Búsquese en internet las posiciones sexuales del Kamasutra.

  • Preferencias eróticas:

Conjunto limitado de opciones (situaciones, fantasías, pensamientos y comportamientos) que cada persona ha ido seleccionado en distintos momentos de su vida y que utiliza -intencionalmente o no-, con el objetivo de despertar su deseo sexual, excitarse y llegar al orgasmo. Ver parafilias.

  • Prescripción del síntoma:

Como parte de la estrategia terapéutica se instruye al cliente a mantener e incrementar voluntariamente el comportamiento que se quiere cambiar con el objetivo de que se dé cuenta que puede asumir la responsabilidad ante lo que supuestamente le ocurría y sobre lo cual no tenía ninguna opción. Ver técnicas sexuales.

  • Prescripciones sexuales paradójicas

Como parte de la estrategia terapéutica, el profesional puede ofrecer al cliente indicaciones incongruentes sobre el comportamiento sexual a modificar, de tal manera que cualquier intento por parte de éste para cumplir las indicaciones dentro del marco establecido sea también incongruente; para salir de esta situación paradójica la reflexión del problema tendría que ser llevada por el cliente a un metanivel de orden lógico superior que resolvería el problema.

  • Promiscuidad sexual:

Se refiere al comportamiento de hombres y mujeres que alternan sus intercambios sexuales con más de una pareja de forma simultánea. El comportamiento sexual promiscuo puede ser tanto selectivo como indiscriminado. Véase selectividad sexual.

  • Psicopatología sexual:

Rama de la Psicología Clínica que estudia los comportamientos sexuales alterados que afectan a las personas en algún momento de su vida. Los supuestos que sustentan las psicopatologías son muy variados y van de la degeneración constitucional y hereditaria, el contagio social, alteraciones hormonales, factores intrapsíquicos, regresiones atávicas morfológicas y comportamentales, fijaciones en ciertas etapas del desarrollo psicosexual, etc. a las cuales se ha llamado aberraciones, perversiones, desviaciones y parafilias entre otras. Sin embargo, la gran mayoría de comportamientos sexuales no requieren de una etiqueta psicopatológica porque son expresiones particulares que no incapacitan a la persona en su desempeño cotidiano y no dañan a otras personas. Ver parafilias

  • Psicoterapia sexual (pendiente)

Q R

  • Reencuadre de problemas sexuales:

Técnica que tiene el propósito de modificar la percepción que el cliente tiene de su problema sexual y así ampliar las posibles opciones para su resolución. Modifica el marco original y único dentro del cual se interpreta la situación como problemática dándole otro contexto y por consiguiente, otro significado.

  • Respuesta Sexual Humana:

Serie de cambios psicofisiológicos que muestran el progresivo involucramiento de la persona en una actividad erótica sexual. Generalmente van del deseo y la excitación al orgasmo y la resolución. Existen varios modelos teóricos que explican con detalle cada etapa y su importancia para la experiencia sexual de las personas.

  • Resentimiento sexual

Sentirse afectado emocionalmente por el comportamiento sexual (real o imaginado) de nuestra pareja. En la mayoría de mujeres y hombres, ese malestar tiende a permanecer por largos períodos de tiempo obstruyendo la vida sexual de la pareja. Su solución requiere tratamiento psicosexual. Ver

  • Revitalizar la vida erótica de la pareja

Conjunto sistematizado de reflexiones sobre la vida sexual de las parejas y técnicas psicosexuales orientadas a recuperar el deseo, la intimidad y el placer sexual de la pareja que se habían perdido tanto por las situaciones de la vida cotidiana como por otras circunstancias adversas (enfermedad, accidente, etc.). Ver McCarthy, B. & E.

  • Role playing. Ver intercambio de roles

S

  • Salud Sexual:

Estado de bienestar biopsicosocial personal relacionado con la forma de ser, de comportarse y de interactuar (sexualmente o no) con otras personas. Ver salud reproductiva.

  • Sexualidad (pendiente)

 

  • Saturación sensorial

Procedimiento técnico que se utiliza en ciertos casos clínicos y especialmente en la formación profesional en Sexología; consiste en la presentación de todo tipo de material sexual explícito  (real o virtual) de forma simultánea y durante un tiempo prolongado con el propósito de impactar sensorialmente al cliente o al grupo. Este procedimiento está diseñado para ayudar a superar la ansiedad que estos estímulos les provocan a ciertas personas, volviéndolos así, más conscientes acerca de sus creencias, prejuicios y actitudes ante la sexualidad. Ver terapia sexual de grupo.

  • Selectivo sexualmente:

Se refiere a aquellas mujeres y hombres que seleccionan a su/s pareja/s potencial/es a partir de una serie de criterios individuales que mientras no son encontrados o cumplidos, les impiden la formación de una pareja. Las personas que no utilizan criterios de selección para escoger a sus parejas, se les denomina no-selectivo o indiscriminado. Ver promiscuidad sexual.

  • Sentimientos de culpa sexual

Malestar emocional ante las consecuencias (reales o imaginarias) de cierto tipo de comportamientos psicosexuales. En algunas personas estos sentimientos los acompañan toda la vida afectando de forma significativa cualquier relación de pareja que tengan. Su tratamiento psicosexual tiene un buen pronóstico, sólo hay que pedir una cita.

  • Sexo con robots

Hasta hace pocos años, el sexo con robots hubiese parecido no sólo como ciencia ficción sino como algo descabellado y enfermizo. Actualmente es una industria en crecimiento que ofrece un compañero/a sexual con todas las características físicas humanas mejoradas y para todos los gustos. Véase juguetes sexuales, cibersexo.

  • Sexología

Disciplina científica que estudia la sexualidad. Su estudio se realiza desde distintos enfoques teóricos. Tiende a ser una ciencia interdisciplinaria. Según su especificidad en un tema se divide en sexología clínica, educativa, etc. Ver sexualidad.

  • Sexología Clínica:

Rama de aplicación de la Sexología que utiliza la información del desarrollo psicosexual y el ejercicio adulto de la sexualidad para identificar, describir y clasificar problemáticas de tipo biomédico, psicológico y sociocultural; propone estrategias y técnicas terapéuticas  para su solución. La oferta de formación del profesional en ésta área aún es muy reducida en México y otras partes del mundo. Ver sexología.

  • Sexología forense:

Rama de la Sexología que estudia el comportamiento sexual a partir de sus repercusiones en el terreno de la legislación de cada país.

  • Síndrome de estrés postraumático (pendiente)

 

  • Síndromes sexuales:

Conjunto de síntomas que el profesional identifica a través del diagnóstico y que le indican de la presencia de una problemática específica. Las disfunciones sexuales generalmente se consideran como síndromes. Ver síntomas.

  • Síntoma sexual:

Expresión física o subjetiva de una problemática sexual. Ver síndrome sexual.

T

  • Tares sexuales (pendiente)

 

  • Técnica de compresión

Técnica que consiste en ejercer presión con el dedo índice y pulgar sobre la uretra ya sea en el tronco del pene o cerca de la corona del glande en el momento de la inminencia eyaculatoria; se busca perder la erección y al mismo tiempo, detener temporalmente la excitación que detonaría el reflejo eyaculatorio. Se sugiere utilizarla como parte de la estrategia terapéutica orientada al aprendizaje del control eyaculatorio. Masters W. y Johnson V. y Semans J.

  • Técnica parada-arranque

Técnica que consiste en friccionar el pene hasta la inminencia eyaculatoria y detener la estimulación en ese momento hasta que pase la sensación y se pierda la erección; después de unos minutos, volver a friccionar de la misma manera y así hasta 3 veces. Se busca que el hombre se vuelva más consciente sobre sus sensaciones previas a la eyaculación. Esta técnica puede ser utilizada dentro de la estrategia terapéutica para ayudar al hombre a controlar su eyaculación.

  • Terapia psicosexual (pendiente)

 

  • Técnicas de relajación

Conjunto de instrucciones que ayudan a la persona a relajar los músculos de su cuerpo y que se valen de la posición corporal y la respiración. Se puede utilizar como una opción dentro de la estrategia terapéutica para tratar alguna disfunción sexual. Véase masaje erótico.

  • Técnicas sexuales

Conjunto de indicaciones y procedimientos derivados de distintas teorías, especialmente psicológicas, orientados a modificar y solucionar distintos problemas sexuales. La mayor parte de las técnicas son utilizadas por el profesional dentro de una estrategia de tratamiento.

  • Técnicas sexuales aversivas

El profesional busca asociar a través de distintos mecanismos, la respuesta sexual del cliente que se quiere modificar con un estímulo desagradable para así desplazar o disminuir su aparición; más adelante se podrá modelar una nueva opción. Véase técnicas conductuales.

  • Terapia sexual conductual

Modalidad terapéutica que utiliza la metodología de la modificación de la conducta sexual a través de modelos de estímulo-respuesta. De esta aproximación teórica han derivado muchas de las técnicas sexuales que actualmente se utilizan para el tratamiento de las disfunciones sexuales.

  • Terapia sexual farmacológica

Existe una gran cantidad de substancias farmacológicas (antidepresivos, y otros) que se suelen utilizar para coadyuvar en el tratamiento de algunos de los síntomas de ansiedad, depresión, etc. asociados a los problemas sexuales; también existen fármacos específicos para tratar la disfunción eréctil (sildenafil) y la eyaculación precoz (depoxetina). Su uso requiere la supervisión de un especialista.

  • Terapia sexual de grupo

Procedimiento terapéutico que utiliza la presencia de varias personas reunidas durante un tiempo determinado con el objetivo explícito de tratar de forma colectiva y bajo una metodología específica, -que varía según la orientación teórica del instructor-, aquellos temas sexuales que son problemáticos para las y los participantes y ayudar a resolverlos. Véase terapia individual, terapia de pareja.

  • Terapia de confrontación

Técnica que consiste en utilizar la información que el cliente le ha proporcionado al profesional dentro del proceso terapéutico y presentársela sin matices (de manera cruda y fría) con el propósito de provocarle una reacción emocional profunda que vaya más allá de su comprensión superficial. Muchas veces su efecto solamente es catártico; no está indicada para todas las personas.

  • Terapia Psicosexual:

Rama de la Sexología Clínica que utiliza procedimientos y técnicas clínicas psicológicas orientadas a evaluar, diagnosticar y resolver problemáticas sexuales que las personas enfrentan en distintos momentos de su vida. Véase disfunciones sexuales.

  • Timidez sexual

Actitud de retraimiento o inhibición ante situaciones de tipo sexual.

  • Trastorno obsesivo-compulsivo:

Está catalogado como un trastorno de ansiedad que suele manifestarse con pensamientos indeseables (por ejemplo, actos sexuales grotescos) y acciones sexuales repetitivas (por ejemplo, masturbación). Se supone que la persona busca con estas acciones la disminución de su ansiedad y no la obtención de placer. Generalmente estas personas se sienten afectadas por esa forma de actuar y buscan ayuda profesional.

U V W X Y Z

  • Vaginismo

Disfunción sexual que manifiesta como una contracción involuntaria persistente de la musculatura del orificio vaginal que dificulta o impide la penetración del pene y cualquier otro objeto produciendo dolor si se trata de forzar. Véase dispareunia.

  • Vibrador:

Artefactos electrónicos de variadas formas, tamaños, colores y materiales que se utilizan para la estimulación sexual. Algunos de ellos pueden estimular simultáneamente varias áreas del cuerpo. Véase juguetes eróticos.

  • Violación (pendiente)

 

  • Virginidad femenina

Estado que indica que la mujer no ha tenido contacto sexual con ningún  hombre. Se habla de un himen intacto. Por miles de años fue una exigencia masculina para contraer matrimonio con una mujer.